La ampliación de una vivienda situada en el casco antiguo de Valdepeñas (Ciudad Real) motivó la realización de un Informe de Valoración Patrimonial y el posterior control y seguimiento arqueológico por parte de la empresa Baraka Arqueólogos. El inmueble, localizado en la calle Cárcel Vieja del municipio manchego, se encontraba incluido en un Ámbito de Protección patrimonial, lo que obligaba a la realización de los trabajos arqueológicos, como se le informó al propietario al solicitar la licencia de obras en el Ayuntamiento.

Este proceso suele ser habitual en muchas obras que se realizan en los cascos antiguos y no supone un gran inconveniente. En este caso, en primer lugar, se realizó el Informe de Valoración Patrimonial en el que se describían y valoraban todos los elementos arquitectónicos del inmueble. Tras remitirlo junto al Proyecto de Obra a la Dirección Provincial de Cultura de Ciudad Real, que informó favorablemente, se procedió al inicio de las obras con el consiguiente control y seguimiento arqueológico de los movimientos de tierra. Éstas consistieron en la ampliación de la vivienda hacia la parte que había ocupado el patio de carros. Este procedimiento arqueológico permite comprobar la existencia o no de restos arqueológicos durante la excavación de las cimentaciones y evitar, de este modo, la destrucción no documentada de restos con valor patrimonial.

Durante la excavación de las zanjas fue documentada, en la zona central del patio, un pequeño muro de mampostería  al que adosaban dos pequeños tramos, bastante deteriorados, de un pavimento empedrado. Una vez documentado el conjunto y cubierto de tierra para su preservación, la obra continuó con normalidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR